¿Y el Ombudsman del Bien Común?; por Carlos Leyba


17652La gestión Macri ha tomado, por lo menos, cuatro decisiones inexplicables y reveladoras que la aplicación de principios de gestión privada no contribuye al Bien Común.

Primero lo postergó con el escandaloso “cumplir el compromiso” de pago de los contratos del dólar futuro por los que fue denunciado penalmente Alejandro Vanoli y citados, por el juez Claudio Bonadio, Axel Kicillof y Cristina Kirchner. El denunciante es Alfonso Prat Gay.

¿Cuál será “el principio” que obliga a Federico Sturzenegger  y al directorio del BCRA, a pagarle  76 mil millones de pesos a un conjunto de apostadores, hombres de “mucha información”, a cambio de nada?

Los beneficiarios del dólar futuro, a cambio de nada, han recibido más que lo que el Congreso ha decidido pagarle a los buitres con sentencia. ¿Hay alguna explicación decente acerca de esto?

Aquellos que consideran delictivo haber vendido dólares a futuro a precio “vil”, son los mismos que hacen posible una ganancia escandalosa. ¿Cómo se explica acusar y pagar al mismo tiempo?

Además, para absorber la descomunal emisión monetaria, con que se paga a los beneficiarios de la trampa, emitieron Letras con una tasa de interés de 38 por ciento anual. La primera iteración aumenta el costo del crédito; y la segunda genera una presión a la baja del nivel de actividad y – al mismo tiempo – una presión inflacionaria por el lado de los costos. La economía desciende y la inflación del mes escala al 5 por ciento.

Los beneficios (privados) de la medida se concentran en el sector financiero y los costos (públicos) brutales los paga el conjunto de la población.

El BCRA esta rindiendo un tributo inexplicable a la estanflación y alienta el “pedal” de tasa, que sube, contra dólar con riesgo de baja. ¿Están convencidos que la tasa “vencerá” a la inflación? Ingenuidad conmovedora o fatal.

¿Cuál fue el principio rector de esta decisión catastrófica? Dicen:“cumplir los contratos”. ¡Por favor!.

La autoridad monetaria tenía medios para mantener la cotización del Mercado Único de Cambios hasta que se extinguiera el último contrato de futuro. Obviamente no habría podido “liberar el cepo”. Pero habría podido desdoblar el mercado de cambios para las operaciones de comercio exterior que reflejara una cotización símil a la de un “mercado sin cepo”. Habría sido una violación transitoria del cumplimiento de la promesa de liberar el cepo. Y utilizar las “horribles (para los ortodoxos fanáticos) políticas de desdoblamiento cambiario”.

Pero habrían cumplido con el compromiso del bien común. Prefirieron cumplir “principios privados” y destrozar su propio programa monetario, alentar la inflación y aplastar la actividad. Inexplicable.  El costo, para la sociedad, de la primacía de la “visión privada” es enorme.

Otra decisión escandalosa ha sido trabar la resolución de Corte Suprema que obliga a hacer público el contrato de YPF con Chevron. Laura Alonso, que le ha costado demasiado a este gobierno, en la oposición consideraba que no podían existir “secretos” en empresas de mayoría estatal como YPF y menos respecto de Vaca Muerta. Una vez en el oficialismo cambió los principios del bien común (transparencia de la información de interés público) por la visión de gestión privada. El gobierno adhirió a esta filosofía.

¿Qué principio inspira violar el Bien Común que obliga dar a publicidad los actos de gobierno? El kirchnerismo fue acusado por ocultar el contrato con Chevron, Y ahora el gobierno de Macri hace lo mismo. Igual que con el dólar futuro.

Para el PRO lo que hicieron los otros está mal. Si lo hacemos nosotros está bien. Son re K. Inexplicable.

La decisión de pagar el dólar futuro genera un daño irreparable. Lo de Chevron se repara publicando el contrato.

La tercera decisión inexplicable fue la confirmación del sistema de subsidios a las empresas petroleras que, siendo capital extranjero en su mayoría, extraen y venden petróleo en el mundo a “precio internacional”. Salvo en la Argentina donde las subsidiamos. Inexplicable. El ministro de energía explicó el aumento de los combustibles por el subsidio al petróleo. ¿Qué les pasa?

Kicillof inventó el subsidio al barril por encima de su valor internacional. No son los costos locales los que impiden la rentabilidad. Ni los salarios, ni las regalías. Las empresas ganan dinero. YPF se privatizó cuando el barril costaba 20 dólares.

¿Cuál es la racionalidad de esta política?¿Cuál sería la decisión, ante esta demanda de las petroleras, si lo que presidiera la gestión fuera la visión del Bien Común?

En ese caso, la única decisión que no se podría tomar es la de aumentar el déficit fiscal para subsidiar a las petroleras; y a la vez quitar subsidios a los sectores populares para reducir el déficit fiscal. Los subsidios a las petroleras se han estimado entre 3 y 6 mil millones de dólares en un año. Inexplicable.

¿Realmente la gestión Macri quiere morigerar la emisión monetaria “espuria” contra nada y reducir el déficit fiscal provocado por “subsidios insensatos” o bien la visión de gestión privada los ha obnubilado?¿Saben ellos que en estas tres decisiones continúan las decisiones del kirchnerismo?

La cuarta decisión inexplicable, desde el punto de vista del Bien Común, es la eliminación de las retenciones a las exportaciones mineras que representaban ingresos fiscales importantes.

En esto son originales. Los K las mantuvieron. Al incremento de ingresos a las exportadoras que implicó la devaluación se le suma la devolución de retenciones.  El argumento PRO es el apoyo a las PYMES, federalismo, etc.; y “respetar la ley de minería de Carlos Menem”. La visión de gestión privada obnubila la visión de bien común. ¿Quién puede sostener que el incremento de ingresos de la devaluación ha sido insuficiente para la minería? ¿Qué debe pensar un productor de soja que sigue con retenciones del 30 por ciento?

Un informe sobre la mina Veladero de Octubre pasado, de la ex Secretaría de Ambiente, apuntaba fallas en el sistema de seguridad; está en manos del juez Sebastian Casanello en la causa por contaminación en la que la Policía Federal determinó que el derrame de un millón de litros de agua cianurada, de la mina de Barrick Gold, contaminó cinco ríos. Sergio Bergman dijo “hay que prepararse para un escenario de cierre de la mina” que está en un ambiente glaciar y periglaciar. La ley de glaciares lo prohíbe. ¿Visión del Bien Común o de gestión privada?

A pesar de estos antecedentes y de la gigantesca rentabilidad de la minería  antes de la devaluación, los “principios de gestión privada” indujeron a la torpeza de renunciar a recursos fiscales para crear “un clima de inversión”. Cuarta decisión inexplicable.

¿Qué principios los gobiernan? El PRO en tres de estas decisiones hace seguidísimo del kirchnerismo que, respecto de la cuarta, fue quien otorgó las concesiones mineras a la Barrick a pesar de las advertencias de muchos. Macri sigue y pone más.

Si en estas cuestiones las decisiones hubieran respondido a la prioridad del Bien Común hubieran mejorado la política económica. Pero no es lo único.

Por ejemplo, Prat Gay señaló reiteradamente que los precios privados deberían retornar a los niveles de noviembre pasado.  Señaló que muchos precios se habían “adelantado” para cubrirse de decisiones futuras y que debían retroceder a los niveles previos. Las empresas no lo hicieron. Y el gobierno nada hizo en la materia. Se lavó las manos, privilegió el criterio de gestión privada sobre el del bien común. Ni siquiera trató de confirmar o rechazar la veracidad de las afirmaciones del Ministro.¿Manda el ministro o el secretario de comercio?

Va por el mismo camino el cumplimiento del compromiso de eliminación de las retenciones, con la excepción de la soja, porque no ha tenido en cuenta el cambio de marco que significa la devaluación. No tiene el mismo fundamento la eliminación de las retenciones con el dólar del 10 de diciembre  de 2015 que con el dólar posterior a la eliminación del cepo.

El principio del bien común nos señala que la diferencia material, la transferencia de recursos que la quita de las retenciones implica (del sector público al privado), es abismalmente distinta respecto de la situación del tipo de cambio antes o después de la devaluación.

Más allá del concepto de política económica, que esta quita de retenciones implica, ¿qué principio de bien común está detrás de esta decisión que incrementó, por encima de las expectativas más alentadoras, los ingresos de un sector de la sociedad?

Todas estas decisiones, además de las cuatro comentadas, se han llevado a cabo sin despertar la más mínima vocación compensadora que, para ser realmente tal, debe ser “en tiempo real”, es decir al mismo tiempo.

Todo, la emisión monetaria, la tasa de interés, el precio del petróleo, la devaluación, etc., como toda medida de política económica, genera costos y beneficios. Los costos pueden ser socialmente insoportables y los beneficios moralmente intolerables. Insoportable más intolerable genera una preocupación mayor sobre el futuro.

Por eso toda medida de política económica, para responder al principio del Bien Común, debe generar compensaciones.

Y para ello la política, las medidas que la instrumentan, debe ser siempre global y simultánea.

Al programa de corto plazo, si lo hay, por ahora no le va bien. Y una de las causas es tan sencilla como que no tienen (y vaya si lo necesitan) un “Ombudsman” del Bien Común que compense su desdén. Hasta ahora no hay un tiro para el lado de la justicia que haya dado en el blanco.

Tampoco tienen un ministro de economía. La improvisación de interpretes individuales confunde, perturba, nos cuesta caro.

Conclusión, la gestión de Macri mejoraría con un “Ministro de toda la Economía” (contradicciones) y con un Ombudsman del Bien Común (flojera de principios). Es cierto que la “oligarquía de los concesionarios” creada o desarrollada por los K fue y sigue siendo mucho peor. Pero es otro problema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s