Fabián Tomasi, afectado por agrotóxicos, en el 3 Congreso UBA


Los días 15, 16 y 17 de Octubre se realizará el 3º Congreso Nacional de Médicos de Pueblos Fumigados en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA). De Entre Ríos estarán presentes integrantes de las escuelas fumigadas, trabajadores rurales y maestros; expondrán allí las consecuencias de los agrovenenos en nuestra provincia. Esto coincide con el retroceso en el senado entrerriano de la nueva Ley de Agroquímicos, provocado por las presión de la Federación Agraria (FAA) y del Colegio de Profesionales de la Agronomía de Entre Ríos (Copaer), quienes se oponen a la prohibición de las fumigaciones aéreas y a las restricciones de 500 metros para las pulverizaciones terrestres desde un centro poblado, escuela o curso de agua. DIARIO JUNIO anticipa lo que sucederá en el Congreso de la UBA.

La Red Universitaria de Ambiente y Salud (REDUAS) aseveró que: “Los estudios realizados en más de 25 pueblos, de menos de 15.000 habitantes, en provincia de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos muestran que la primera causa de muerte es el cáncer (30% o más) desplazando por mucho a los problemas cardiorrespiratorios (en Argentina la primera causa de muerte es cardiovascular con el 26% y la segunda el cáncer con el 20%); que las incidencias y prevalencias de cáncer en general triplican a las que se reconocen en la ciudades, que los enfermos oncológicos son más jóvenes que lo esperable, que los problemas respiratorios y endocrinos duplican las prevalencias esperadas y que el impacto en salud reproductiva es inocultable.

La pérdida de embarazos deseados a través de abortos espontáneos e inexplicables tiene una tasa que va del 10% al 22% en mujeres de edad reproductiva en 5 años y las tasas de niños que nacen con malformaciones son el doble y a veces el triple de las tasas esperables o que se ven en todo el resto del país”, confirmaron los estudios.

Estos datos sobre la salud de los habitantes constatan lo que en 2015 anunció la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconociendo que los pesticidas que más se utilizan en Argentina: Glifosato y 2.4 D, son cancerígenos humanos.

MARCHA ATRÁS DE LA NUEVA LEY DE AGROQUÍMICOS EN ENTRE RÍOS

La nueva iniciativa de la Ley de Agroquímicos encontró el rechazo por parte de la Federación Agraria y el Colegio de Profesionales de la Agronomía de Entre Ríos (Copaer), que pusieron reparos al proyecto planteando  que no fueron consultados por los senadores, logrando así que el texto volviera a comisión. El director de la Federación Agraria, Elvio Guía alegó que “Una superficie muy importante quedará sin producir”.

Vale destacar que la Ley de Agroquímicos, impulsada por Melchiori (FpV – Islas del Ibicuy) contaba con dictamen de las comisiones de Salud Pública y Legislación General, y representa un enfoque más centrado en el resguardo de la salud de la población y el cuidado de los cursos de agua, ya que establece que las pulverizaciones aéreas están prohibidas salvo excepciones con una aplicación de mil metros de distancia, y otros 500 metros de distancia para las fumigaciones terrestres desde un centro poblado, escuela o curso de agua.  Inclusive el proyecto de ley había tenido el visto bueno de la Secretaría de Ambiente.

También como punto destacado del texto de ley aparecía el impulso a la producción agroecológica a la cual promueve a cambio de beneficios impositivos.

El reclamo de los pobladores de los pueblos fumigados del interior de la Argentina creció y se multiplicó, por eso la Red Universitaria de Ambiente y Salud y los médicos de los pueblos fumigados, enfatizaron en un comunicado previo al 3° Congreso que: “Muchos pueblos han logrado ordenanzas municipales que relativamente los protegen de la exposición a agrotóxicos, necesitamos visibilizar este conflicto que enfrenta a los formidables intereses económicos del agronegocio con el derecho a la salud y al ambiente sano de poblaciones anónimas e ignoradas”.

Y añadieron: “Después de 4 años, en los que se generó mucho más conocimiento científico mundial y con más datos locales que reafirman nuestra observación; los profesionales de la salud y los investigadores nos reunimos para intercambiar nuestras experiencias y conocimientos adquiridos, de manera de poder ser más eficaces en defender la salud de nuestras poblaciones”.

FUENTE

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s