LA PENA MÁXIMA EN EL DERECHO PENAL JUVENIL


Esta investigación académica buscó determinar la pena máxima que se le puede aplicar a una persona de 16 o 17 años de edad condenada por un delito en la República Argentina. Ello como consecuencia de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que condenó a este país por aplicar prisión o reclusión perpetua.

Se estudió la relación entre la pena que establece el artículo 4 del Decreto-Ley 22278, y los principios de culpabilidad, proporcionalidad, y prisión como último recurso y por el plazo más breve que proceda de la Convención de los Derechos del Niño.

La metodología utilizada incluye un exhaustivo relevamiento bibliográfico de la legislación, doctrina y jurisprudencia, tanto nacional como internacional, vigente y no vigente. Se realizó trabajo de campo mediante el sistema de entrevista semi-estructurada a diferentes magistrados del poder judicial. El principal método de demostración utilizado ha sido el control de constitucionalidad y convencionalidad.

Se concluyó que la reducción a la tentativa resulta insuficiente para cumplir los estándares internacionales del derecho penal juvenil. Asimismo, se determinó que la pena máxima no debe superar una oscilación entre los 7 y 8 años de privación de la libertad.

Ver: doctrina41492

FUENTE: Nicolás Llamas, Asociación Pensamiento Penal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s