El Diseñador (fragmento para radio)


El Diseñador se presenta al mundo. Ejerce un trabajo de estilo sobre sí, una publicidad del alma: es el hacedor posmo. ¿Es o no Director Creativo? ¿Referente de que corriente? ¿Diseñador preferido de que famoso/a? ¿Contrato de exclusividad con un artista? ¿Un deportista o una modelo?¿En donde se graduó? ¿Cómo auto-define “estilo” “clase”? ¿De quién heredó su pasión por el diseño? ¿Cuándo ingresó al fashion style? El diseñador trabaja formas, fetiches, fantasías. En el mundo del diseño ser revolucionario es un imperativo: frenesí de creatividad desenfrenada. El Diseñador es firma revolucionaria que inicia un terremoto cultural desde los cimientos de su propia sensibilidad. Creatividad desparramada, pasión que se rebasa, productor de deseo. Es el descubridor de sensibilidades que uno tenía y que no sabía: brujo, hechicero, es quien jamás elude responsabilidades sino que las explota. Es el hombre que usa y abusa de su mestizaje interno. Provoca Ruido Visual.

***

Recorre como antropólogo las basuras de las pulgas. Es el genio que toma lo cotidiano, lo transforma, lo embellece, lo realza y nos devuelve lo inservible bajo el velo del confort y de lo exótico. Lujo vía técnica, un cambio súbito de perspectiva. El Diseñador es aquél que vislumbrará el surgimiento de un nuevo tipo de belleza, un nuevo color, la novedad de un matiz. Su fama no es vanidad sino clientela fiel. No es ególatra sino budista. No se trata de ostentar sino de expresarse. Seductor inteligente, innovador, distanciado de los excesos. Su única droga es el desafío mismo. Una sabiduría de Graffiti le invade el corazón abierto a todo. Un adicto a la vida. El diseñador crea su propio imperio, un señorío personal donde el proceso creativo debe fluir. No hay fábricas de bolivianos carbonizados sino un dulce proceso que le devuelve a sorbos ese gran amor, ese gran espacio abierto, de cuando de niño tejía con la abuela. Vida que vibra con cada producto. Producto que vibra al unísono de una vida, esencia del ser que se hace mercancía… Mercancía sexy, mercancía que expande su concepto; huella en la existencia impermanente y vacía: costilla de sí. El Diseñador, el artista tiempo completo del narcisismo de la pequeña diferencia.


El texto fue escrito por Leonardo Sai para ser leìdo en el programa “El circo Miserable” conducido por el Ruso Verea, por Fm Nacional Rock 93.7

Para bajarse el audiohttp://www.mediafire.com/?bpvexy6z3rg0v1b

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s