El Ruso Verea se encuentra con Macri


¡Queremos debatir! ¡Queremos debatir! ¡Queremos debatir!

Es el griterío, ferviente, efervescente, de bajas calorías, de los publicistas de Macri digo los militantes políticos de Mauri, mientras clavo el freno y me reciben en fashio-patota y ya entreveo, entre la muchachada de Babasónicos, esa sonrisa imposible de Big Mac, en cabeza ovalada bien ovalada, como huevo perfecto en su perfección de huevo, y no es otra que la presencia inigualada de mi querido amigo Horacio Rodríguez Larreta…

— ¿Adónde te escondieron Horario? ¿Cómo andas querido?

— Acá estoy, Norbert, ni chicha ni limonada, baleado en un rincón… Cruel en el cartel, te ríes, cabezón, da ganas de clavarse… Pero, bueno, hay que seguir adelante, como dice Louise Hay: somos responsables por todas nuestras experiencias y cada uno de nuestros pensamientos crea el futuro… Así que nada de negativos, Verea, todo positivo… ¿Comiste, Ruso? Vení, te invito sushi en la ofis…

Horacio pasaba de la tristeza de “Afiches” al auto-ayuda a la gastronomía de carnada oriental en una milésima de segundo… ¡Ay Horacito, Horacito!

— Todo bien, Horacio, pero, mejor, te propongo… Un vermú con papa fritas… No se porqué, pero me parece lo más adecuado…

Mientras vamos caminando hacia la oficina de Don Larreta unos cuadros de maripositas detrás de otras… y no me aguanto la curiosidad, no resisto, le inquiero, incisivo, como los dientes periodísticos de un Barone:

— ¿Qué carajo son estas maripositas Horacio?

— Ahhhhh noooooo… No sabés… Es que se hizo amigo del Zoilo Cantón… ¿Viste?… El Zoilo cambió de rumbo profesional… Ahhhhh noooooo… Ahora hace muestras de fotos de “naturaleza minimal”… Y, como es amigo de Mauri… Las oficinas porteñas están decoradas con cuadros de “naturaleza minimal”… Bien Soho, Norberto… Pero, vení, pasa, pasa… ¡Carmen! ¡Carmen! Llama y pedí al delivery del Resto una picadita para dos, por favor…

Entro a la oficina que, efectivamente, es como un Resto de SOHO– los muebles serán municipales… el adorno es siempre ZEN– mientras Larreta explota en el sillón frente a la pantalla de la Laptot y el cuadrito de naturaleza mínima detrás con la mariposita y, entonces, me dice:

— ¡Me tiene podrido Verea! ¡Me tiene podrido! Que voy por la Nacional, que voy por la provincial, que voy por la intendencia, que vuelvo a Boca… ¡Déjame de joder viejo! ¡No se puede con este tipo! Así me tuvo un año y medio… ¡La quiere toda para él Verea! Y yo haciendo planes… Mirá… Ya tenía todo contratado para lanzar la campaña y recorrer la ciudad…

— ¿Urbanistas? ¿Arquitectos? ¿Politólogos?

— ¿A qué te referís? Pregunta Horacito, bien específico…

— Me refiero si habías contratado a los equipos de trabajo…

— Ahhhhh, si, claro, por supuesto, Norbert… Los equipos de trabajo… Si, ya tenía cerrado con los SPA, personal trainers, maquilladores, estilistas, vestuario, peluqueros, asesoras de imagen… Todo, querido… Nosotros trabajamos en equipo, somos experto en armar equipos, Ruso… Además, estaba al palo con el entrenamiento, el gym, la dieta, la modulación de la sonrisa, el training para hablar en tarima, en tarlipes, en Taringa, y que se me entienda mientras muevo con el dedito la cucaracha y hablo por la tele… Bien canchero, Ruso… Ya estaba todo listo, la cocina del carisma… Y… ¡Pum para abajo! ¡No puede ser! Pero, bueno: ¡Positividad! ¡Positividad! ¡Carmen! ¡Carmen! ¡Tráeme un sahumerio por favor!

— Che, pero, contáme: ¿Y que pasó con Gaby? Le pregunto, inundado de curiosidad maldita…

— ¿Quién? con el ceño fruncido peor que Frida Kahlo o la Estensoro que al final es lo mesmo…

— ¿Con Gaby?

— ¡¿Qué Gaby?! Horacito, histérico…

— ¿Gaby… que es Michetti? Le digo…

— ¡¿Quién?! Horacito como loca…

CANCIÓN. HERMÉTICA. TRAICIÓN.

No va a ser que en el momento más álgido de la conversación aparece Él… Él Mauri…

— ¡Cómo andás Norberto! ¡Por favor! ¡Qué alegría verte! ¿Qué andás haciendo por acá?

— Le debía una visita a Horacio… Era hora de pasarme un rato…

— Che, pero me encanta el programa de Cable que estás haciendo… Muy bueno, Ruso… Y, por favor, mándale saludos a Perfumo que es un fenómeno…

— Serán dados… Ahora… Contáme, vos… ¿Cómo venís para este año?

— Jajajja, ya me imagino que algo te habrá contado Horacio… Estamos armando los equipos de trabajo… Nosotros, Ruso, hacemos todo, decidimos todo, en equipos… Además: no sabés lo linda que va a estar Buenos Aires…

— Eso me suena… Pero, Mauricio… ¿Cómo vas a hacer esta vuelta con los quilombos: el Indo-americano, las tomas de casas, las escuelas, los hospitales? Están atrasado con el tema subtes también…

— Vos… Vos: no te preocupes… Nosotros tenemos todo listo… Tenemos todo ya preparado… Hemos re-organizado la Ciudad… Ahora es más eficiente, más dinámica, más joven, más ágil… Hacemos más, y mejor, con menos gente, más ajustados, y le cumplimos los sueños a la gente como Marcelo… Y no te preocupes: tenemos todos los recursos necesarios para poner más linda a Buenos Aires… ¿Vos sos admirador de Gatti? ¿No?

— ¿Gatti? Por supuesto… Un monstruo.

— Gatti me ama… Norberto… Gatti ama mis plazas… ¿Vos viste lo lindas que están las plazas de la Ciudad? A mí me aman o me dejan… Yo con Gatti comparto esa filosofía… Gestión: hacer, haciendo, pariendo, atajando las dificultades, los obstáculos, los palos en la rueda con nos ponen los que quieren que nos vayamos al descenso. Con Gatti somos hacedores… Hacedores de “golpes de vistosidad”… Él con su vestuario; Yo, con mi bigote… Somos el uno para el otro… Además los dos somos fana de Carlos…

— ¿Tevez?

— Si, de Tévez también… Pero, bueno, como te decía, Verea… ¡Uy ya me tengo que volver!… Y a vos, Horacio, te veo en el Sport a las 7… Y, Ruso: no te preocupes… Andá y decile a los tuyos… A los rockeros, a los metaleros, a los punks, a los góticos… Que la ciudad se está poniendo cada vez más linda… Y que ellos son bienvenidos… ¡Hay que ser positivo Norbert! ¡Esa es la clave del éxito! Dejale una copia del libro de Luisa, Horacio…

Y así se despedía, insólito, enigmático, místico… Él… El Mauricio que es Macri… La política PRO… La filosofía política que inspiran Alejandro Rozitchner y a Louise Hay. ¿Qué me quedaba hacer? ¿Leerla a Luisa? ¿Estará allí la clave? Y no me contuve. Me fui derecho a leerme el broli. Se llama “Usted puede sanar su vida”… A ver… Veamos… “El éxito”… Página 133…

Formo parte del Poder que me ha creado
Dentro de mí llevo todos los ingredientes del éxito
Y ahora permito que su fórmula fluya a través mío
Todo aquello que sienta que debo hacer será un éxito
Y voy de triunfo en triunfo, de gloria en gloria
Mi camino está formado por los escalones que llevan al éxito
Todo está bien en mi mundo

¡Si señores! ¡No hay dudas! ¡El misterio ha sido revelado! ¡Louise Hay es el Manual de Conducción Política del PRO!

Así que mis queridos rockero-pipones: A no amargarse que como dice Luisa hace mal al colon…

¡A marchar o morir!

¡Arte y Rebelión!

¡Metal Pesado y Fuck show!

CANCIÓN. LA CLAVE DEL ÉXITO. LAS PELOTAS

El presente texto fue escrito por Leonardo Sai para el programa de radio El Circo Miserable, conducido por Norberto “Ruso” Verea. Se emite de lunes a viernes (0 a 2 AM) por FM Nacional Rock. Para bajarse los programas, abajo el facebook de la producción:

https://www.facebook.com/losmiserablesdelcirco

Para bajarse el audio:

http://www.mediafire.com/?qbdivrwegr8w1bc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s