el encuentro del Ruso Verea con Aníbal Fernandez (monólogo “tato verea” para Nacional Rock)


Resulta que me estaba poniendo mimoso, cachondo, íntimo; mi humilde condición se erigía contra los límites del pantalón, vigilante y represor. Había perfume, esa sutil potencia que doblega a la bestia, esa presencia pasiva que desarma y subyuga al más sabio de los sabios. Estaba con mi mujer, en el sillón, ganaba Independiente. Y cuando hierve ese notable color asesino me explota el corazón con voluntad de lujuria, el apetito de la piel clama satisfacción.  Yo hervía en calentura. Calentura por todas partes: calentura en mis ojos, calentura en mi boca, calentura dentro de mi cuerpo; el infierno del glorioso invitaba al infierno de la cama. La saliva ya no era agua, era fuego. Ya se venía un champagne supernova de fondo, una luz tenue, la continuación de los goles por otros medios. En eso, el sonido anti-orgasmico del celular liquida, como certero puñal, el guión de mi deseo:

¡Verea! ¡Verea! ¡Nos afanan las urnas Verea!


El griterío reventaba por el Bluetooth. Eliceche, Arteche, Jauretche: ¡Acá votan todos a la contra, Ruso, la puta madre! ¿Quien llama a esta hora?; pregunta mi mujer. “Es Aníbal Fernández, mi amor”. ¡Chubut es un bochorno! ¡Esto va a estallar! Mañana vuelvo a Buenos Aires. Pasa por mi oficina que tenemos que charlar, Ruso; Tengo una propuesta para vos. No me falles, abrazo. Exacerbado, cortante, enfurecido. “Nos vemos, querido”, apenas atiné antes que cuelgue.

Las urnas ardían en el Sur; los primeros fulgores, para mí, recién asomaban. Sobraban bomberos para un fuego que a nadie le interesaba sofocar.

CANCIÓN: DAME FUEGO. VERSIÓN DE DIVIDIDOS.

La oficina, impecable. Sobre el escritorio, tres laptots, 9 celulares, 5 televisores. Cuadro de Perón para la mística; cuadro de Magnetto, para jugar a los dardos; otro del Indio Solari para el mito, uno de Néstor, para la memoria, otro de la Coca Sarli, en su obra magna, “Carne”, para la Sociedad Rural.Mi querido Aníbal twittea, facebookea, chatea, mensajea, boludea, caretea, putea. Atiende el teléfono, hace entrevistas, sale en la tele, en la radio, en los diarios: Animal mediático; Aníbal político. ¡Carmen! ¡Carmen! Dos cafés negros dobles con dos de azúcar, por favor.

—    Sentáte, Ruso. Hace mucho tiempo que quiero tener una charla con vos.

Un poco intimidado y ansioso, pregunté:

—    ¿Qué pasa Aníbal? ¿Porqué tanta urgencia? ¿Qué pasa?

El bigote nietzscheano hacía juego con una sonrisa de demonio que ya disfrutaba sin pronunciar palabra alguna:

—    Mira Verea, la guerra es total. Estuve estudiando tu carrera, los diferentes programas que hiciste, veo que tenés mucha llegada entre los pibes. Sé que sos y tenés fama de metalero duro, de rockero más bien pesado. Como sabrás, soy ricotero militante. El tema es éste: Quiero que me organices una agrupación kirchnerista.

—    ¡¿Cómo Aníbal?! ¿De qué me estás hablando?

—    Lo que te dije, Verea. ¿Sos sordo o te quedaste con tantos recitales? Si, querido: una agrupación peronista kirchnerista. Quiero proponerte que la organices, la dirijas, la formes. Vos tenés poder de convocatoria: yo tengo la convocatoria del poder. Quiero que la llames “La Heavy Nacand Pop”. ¿Qué te parece?

—    ¡Déjate de joder, Aníbal! ¿Me estás cargando?

—    No, en absoluto. Va enserio. Acá, la lucha es total. En todo momento y en todo lugar. Por cada cinco líneas que ellos nos ataquen: 10 bloggers nuestros nacerán, atacarán, mojarán, comentarán. ¡Vamos a inundar las redes con kirchneristas y twitteros militantes! Y nos faltan los metaleros, los duros. Ya lo hice llamar a Iorio para que arme su agrupación. Le propuse: “La Larralde y Libertador”. Necesitamos sumar, multiplicar, dividir y restar a los gorilas. ¿Me entendés Verea?

—    ¡Pero Aníbal! ¡Yo no sé un carajo de organización de bases! ¡Nunca milité en mi puta vida! Soy un anarco de Kilmister y milito en el Anti-Bilardismo, querido. ¡Y vos querés que de un día para otro organice una agrupación política!

—    El tema es simple. Lo primero es leer el manual… el manual de Jauretche y el resto… ¿Cómo te digo? Bueno, está el tema de la historia argentina, viste… Pero eso… eso es fácil, quedáte tranqui. La cosa es, más o menos, así: antes del 45 había una oligarquía, los trabajadores eran masacrados. Después vino Perón, la industria y los trabajadores fueron felices. Luego vinieron los vende patria, los cipayos, los traidores, los dictadores, los financistas, los cobardes, la entrega, los privatizadores, los monopolios. Luego vino Néstor. Y ahora recuperamos la dignidad, la lucha, la militancia, la industria, la felicidad y el porvenir. Esta es la historia nacional, Ruso. ¿Me entendés?

—    No, loco, perdóname, pero no. Es imposible. Siempre fui, soy y seré un anarquista. Lo mío no es el Partido. Voy por otro camino.

Con voz incrédula, Fernández replicó:

—    ¿Estas seguro? Mirá que lo que te estoy ofreciendo es una oportunidad única en tu vida: No tenés una idea de lo que estás desperdiciando…

—    Afrontaré ese riesgo, querido.

—    Muy bien, entonces. No hay nada más que hablar.

Nos despedimos y, mientras salía de la oficina ricotera del funcionario, y me alejaba del enorme castillo, sentí la presencia de aquella enseñanza de los estoicos: no quejarse de la vida… porque las puertas del infierno, en verdad, están siempre abiertas. Y son siempre encantadoras.

Por eso, noche a noche, me sueño director de circo. Hablo, presento a los comediantes, festejo sus monigotes, bailo con las máscaras, acaricio el pelaje de las bestias. Cruzados los cincuenta, el afán de poder no es mi acicate.

Di con la única solución para mis males: la estricta e infinita música.

Estimados: ¡Arte y Rebelión! ¡Metal Pesado y Fuck Show!

Autor: Leonardo Sai. Monólogo preparado para “El circo miserable”. lunes a viernes de 0 a 2 am por FM Nacional Rock 93.7.

Página web con la data del show:

https://www.facebook.com/losmiserablesdelcirco?sk=wall

Link para bajarse este monólogo hacer click aquí y bajarse el programa:

http://www.mediafire.com/?kfs2ava77s5h1jd

Una respuesta a “el encuentro del Ruso Verea con Aníbal Fernandez (monólogo “tato verea” para Nacional Rock)

  1. Pingback: Phantom Circus » Blog Archive » Síntesis anibálica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s