La incurable ortodoxia


14323_red

Vedettismo y capital financiero

Por Leonardo Sai

A: ¿Cómo anda la causa de La Señora Ernestina?

B: En la tapa de todos los diarios todos los días… ¿No viste que ya tiramos una candidatura a Ministro de Economía…?

*******

Diferenciemos al desahuciado del incurable. El desahuciado es el hombre atacado por una enfermedad para que la que no hay remedio alguno. El incurable, al revés, es atacado por algún mal respecto del cual hay excelentes recetas, muy variadas, diferentes alternativas, pero remedios, cuya eficacia, por razones misteriosas al ojo, permaneceninvisibles. El desahuciado sufre la objetividad férrea de la verdad. El incurable, sufre también, está enfermo de verdad… pero por una impotencia que se objetiva contra la cura. Se lo vive como “máquina de impedir”. El incurable es un enfermo del espíritu. Esto invisible es elsentido y la trama de los personajes de la escena: ¿Qué sentido tiene Martín Redrado en este verano porteño?

 

*******

 

Técnicamente, para el Banco Central de la República Argentina (BCRA) el Fondo del Bicentenario para el Desendeudamiento y la Estabilidad es un asiento contable. Es lo mismo, infinitamente pequeño, que hacemos cuando ponemos la escritura de una casa como garantía de un contrato de alquiler. En este caso, se trata de una garantía para los pagos de los vencimientos de la deuda 2010, es decir, de un reforzamiento de la confianza respecto de los mercados que es una estrategia clásica de la (pseudo) teoría y práctica de la ortodoxia financiera y explica el alza de los mercados locales pre-Redradogate, la baja de la tasa de Standard and Pool conocida como Riesgo País, la cual, a su vez, incide a favor de la Argentina en la negociación de la tasa de interés a pagar. Reitero: Era la situación pre-Redradogate.

Dicho simplemente: El Tesoro de la Nación le pide plata al BCRA y le da una letra en dólares a diez años, como antes había hecho para pagar al FMI; El Tesoro se endeuda con el BCRA y es quien paga, en este caso, a los holdouts que no aceptaron el canje 2005 por el cual se ejerció una quita del 75% del total y constituyó un éxito histórico (una muy bien aprovechada circunstancia en la cual EE.UU estaba preocupado por otros temas, el “Eje del Mal” de Mr. Bush). El Tesoro se financia colocando deuda en el BCRA del mismo modo que una empresa del capital se financia colocando títulos en el mercado financiero. Para ello, el Tesoro Argentino utiliza reservas de libre disponibilidad que no perjudican, en tanto respaldo, a los pesos circulantes y al funcionamiento bancario, lo que se llama Base Monetaria. El título de Deuda, a su vez, rinde la misma tasa de interés que la colocación en el Banco de Basilea (Banco Central de Bancos Centrales de todo el mundo) donde, actualmente, se encuentra la totalidad de las reservas argentinas. El Fondo del Bicentenario es un Fondo de Garantía; No de pago, porque éste puede no realizarse y solo se activa en caso de que los fondos previstos por el Presupuesto 2010 resulten, por x motivo, insuficientes, no pagando en tiempo y en forma, dada la situación fiscal, entonces aparece el pago con las reservas realizando la garantía. Afirmar ex post Redradogate que con este proceder el gobierno crea una situación de auto-embargue es una astuta chicana del inteligente Claudio Lozano. Si el vaticinio de Redrado era necesario, entonces: ¿Cómo puede ser que haya sido la misma ingeniería financiera la que se uso para pagar al FMI en el 2006 y no pudieron embargar un centavo de los 9mil millones de dólares? Sucede que en el 2006 el culo de Redrado estaba lo suficientemente cerrado[1]. Mejor, volvamos.

Del mismo que prevemos cómo pagar un alquiler, el Gobierno hizo sus estimaciones respecto del crecimiento de la economía argentina para el 2010 (que incluyen una estimación de 7mil millones de dólares por exportaciones agropecuarias que repondrían el uso de las reservas) con los cuales concuerdan, por ejemplo, recientes pronósticos de la CEPAL. Este mecanismo fue utilizado por otro decreto, menos famoso, el DnyU 1.394 para pagar al Club De París y que no se efectivizó porque ese mismo mes, septiembre de 2008, explotó Wall Street. La analogía con un pago de alquileres es adrede, destaco, puesto que, al parecer, problemas como la Resolución 125, técnica y políticamente, evitables, al igual que el mamarracho que nos ocupa, estallan en el rostro de la Presidenta, impulsando una dinámica política más parecida a la estación Diagonal Norte que a la lucha por imponer ideas y estrategias de gobernabilidad sustentable.

El objetivo perseguido con este Fondo del Bicentenario son tasas de interés bajas dado que es de público conocimiento que la FED mantiene tasas bajas con las cuales ganó en el 2009 la suculenta suma de 46.100 millones de dólares, una suma récord que equivale, en tanto beneficios de un año, a casi todo el colchón de dólares del BCRA de la gestión K. ¿Cómo logro esto la FED? Comprando los bonos del Tesoro de EE.UU que, a su vez, los compró a los bancos “demasiado grandes para caer” lo cual resultó en una inmensa inyección de liquidez al sistema bancario-financiero (rescate de títulos llamados tóxicos y de títulos hipotecarios) en un endeudamiento del Tesoro y de la FED que, ahora con esas ganancias, re-transfiere al Departamento del Tesoro abasteciéndolo, esto es, la misma táctica que usó el Tesoro Argentino para con el BCRA.

La Reserva Federal o FED también ganó con sus acuerdos de intercambio de divisas, conocidos como “currency swaps”, establecidos con 14 países, a los cuales sumó México, Corea del Sur, Brasil y Singapuralimentando una nueva burbuja porque se toman créditos muy bajos en términos de intereses en dólares, se realizan operaciones en monedas no dólar, luego se sale rápidamente y se entra al dólar, nuevamente, reportando ganancias que Nouriel Roubini (economista que advirtió esta nueva dinámica, que es, en realidad, vieja, pero no así su magnitud, y que ya produjo un incidente corregido respecto del YEN en el 2008) juzga de un 50 a un 70% en términos reales y que afirma su irrefrenable estallido en cuanto la FED suba las tasas de interés, lo cual se rumorea será en agosto.

¿Por qué no se modifico antes la Carta Orgánica del BCRA como lo preveía el proyecto de Marcó del Pont reproduciendo así la independencia del mismo como entidad autónoma? Porque éste era el argumento esgrimido en caso de que los “fondos buitres” intentaran hacerse con las reservas. Y porque si la jurisprudencia internacional convalida tal accionar ni siquiera la FED estaría cubierta de la acción de los HUDGE FUNDS del globo puesto que la doctrina de la autonomía del BCRA es igual a la que sostiene las bases jurídicas de la FED, y de tantos Bancos Centrales del mundo, por lo cual el poder financiero poniendo un límite al casino, no hace otra cosa que encauzarlo.

La cuestión post-Redradogate será armar una ingeniería financiera que solo se active al momento de los vencimientos, que Pesce lleve las riendas del traspaso a Blejer, instrumentando un pago gradual que evite los embargos, anular la Letra de cambio abierta en forma apresurada por Boudou en el Central, siguiendo al detalle la coyuntura internacional.

 

*******

La fuga de capitales es sistémica en la economía argentina y es una pieza clave de la llamada valorización financiera del capital que puede reducirse a retirar, bruscamente, miles de millones de dólares provocando una devaluación de la moneda, para reingresar el capital al país, así valorizado. Durante el 2008 la fuga alcanzó los 20.000 millones de dólares, similar a la de 2001. La fuga continuó durante el 2009 y nos enteramos que hay un total de 131.036 millones de dólares en el exterior que, obviamente, no son de “colchones de argentinos” sino de alrededor de 20 empresas exportadoras (agrocomerciales, automotrices, siderúrgicas, petroleras, mineras) con peso suficiente para semejantes operaciones. La razón de esta fuga es que el establishment económico-financiero concentrado apostó ya no a la caída de la economía argentina sino a su colapso. Pero, las políticas llamadas anti-cíclicas de corte neo-keynesiano aplicadas por el gobierno atenuaron, exitosamente, la piña de la crisis mundial dado que contribuyó internamente a generar las condiciones que los mejores analistas económicos observan, en la dinámica externa, como desacople relativo motorizado por el capitalismo asiático cuyo pulmón es la China del PCCH.

El gobierno impulsó la obra pública, la finalización de Atucha 1, sostuvo a más de 150 mil trabajadores mediante subsidios en empresas, promovió inversiones con tratamiento diferencial para el pago de IVA y Ganancias a 94 empresas, fortaleció el desarrollo tecnológico de Tierra del Fuego donde se anuncian más de 4 mil empleos e inversiones millonarias por parte de BGH; el equipo financiero de Aerolíneas obtiene un crédito del BNDES  por 640 millones de dólares a tasas bajas y a doce años para cubrir el costo del 85% de la compra de 20 aeronaves a la brasileña Embrear, se anuncian planes de cooperativas y de asignación universal por hijo y se promueve una reforma cultural y democrática como la Ley de Medios…. La fuga de capitales, entonces, se frena y, por ejemplo, Techint retoma inversiones para duplicar la producción de acero de 2 millones a 4 millones de toneladas por año, lo cual quiere decir que el costo de no invertir era superior a la fuga que se detiene, porque no invertir empieza a equivaler a ceder en la competencia. Cabe destacar, para el caso del acero, que China es capaz de producir todo el acero que produce América Latina junto. No hay mucho tiempo que perder en ese mercado del cual Techint es reconocido, mundialmente, por su singular calidad en el revestimiento de tubos. Sin embargo, existe otra lectura.

A saber: El gobierno había demostrado que tiene la manija de la economía y este éxito relativo en términos de la economía real creaba las condiciones para un éxito en la relación con el capital financiero. Esto es lo que resulta inconcebible para el establishment porque ellos desean que los mercados vean en Cristina a la versión femenina de Chávez, en lugar de la versión argentina de Ignacio Lula Da Silva. A mi criterio, éste es el sentido delRedrado Gate.

El establishment económico no soporta que Cristina Kirchner pueda exhibir, hacia finales de este año que se inicia con expectativas positivas, en diversos actores sociales, una reactivación productiva y una relación que la catapulte en los mercados financieros globales que están con interés en los emergentes para diversificar riesgos e inversiones. El problema para los Roque Fernández de las Economics no es el tan temido “manotazo K”: El temor de la clase dominante es que los Kirchner afirmen una política con el capital financiero que les permita una cintura similar a la de Lula en Brasil y, por lo tanto, dejarlos afuera de la lucha por el poder puesto que el principal aliado les habría sido, íntegramente, sustraído.

*******

Que el kirchnerismo logre disciplinar a la propia ortodoxia para sus fines de poder, resulta insoportable a los espíritus del Ámbito Financiero. El problema de la deuda externa debe resolverse, es decir, tiene cura. Pero esta cura no son los tribunales y la vía de la denuncia del Fraude porque si bien la deuda tiene un origen ilegítimo devienelegítima en democracia y, hasta donde sabemos, no fue a punta de pistola como Menem-Cavallo-Roque Fernández-De la Rúa-Cavallo endeudaron y sobre-endeudaron al país e, incluso, post 2001 votaron al turco por tercera vez, clamando por dolarizar. La posición del Sr. Fernando “Pino” Solanas nos parece, no obstante, inevitable como “imperativo categórico”, un llamado a recuperar una ética que hemos rifado y festejado, un discurso necesario para moralizar a las nuevas generaciones. Una tarea pedagógica, no una opción política.

El capital financiero no es una maldición que recae sobre unos seres pobres e infelices llamados argentinos, seres inválidos a los cuales hay que tener compasión y tratarlos como niños o como infradotados incapaces de asumir responsabilidad alguna. Los países asiáticos, como Corea del Sur, han tenido que soportar el latigazo del capital financierosobre las industrias que llevan la sangre y masacre de generaciones de coreanos durante la crisis del 97’. A nosotros, esas malditas reservas nos han costado la contaminación de nuestra tierra, agua, vacas, cuerpo, por litros y litros de agrotóxicos y la reducción de nuestra soberanía alimentaria a pura soja. ¿Qué vamos a hacer? ¿Plantarnos frente al mundo con un fallo judicial que dice que la culpa es de Alfredito Martínez de Hoz, un tipo que camina por el Centro sin que ningún argentino le parta la cabeza con un martillo? ¿Y quien lo haría en una sociedad que recuerda a la Dictadura y al Menemato con la dichosa adquisición de mercancías importadas que acá resultaban una costosa porquería?

Los ortodoxos no son incorregibles sino incurables; Propongo el uso y el rápido desecho. Quizás, la forma de acabar, decisivamente, con ellos.


[1] Aún no existía Ley de Medios ni Fútbol para Todos. Escuetamente: Redrado, por fricciones que son hoy anécdotas chismosas, sabía que en septiembre no iban a renovarlo al frente del BCRA. El brillo con el cual lo presenta TN nos permite vislumbrar su voluntad de ser funcionario para la coalición opositora, que lo defiende cual 17 de Octubre del Neo-liberalismo.

 

MODIFICADO :Enero 13th, 2010

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s