¿se viene el final del euro y la eurozona…?


LaRouche acertó en lo del Banco Santander

6 de febrero de 2010 (LPAC).— Los acontecimientos del jueves y viernes en España y toda la zona del euro han demostrado una vez más que LaRouche está correcto. Un día después de que señalara el hecho de que hay una crisis del euro —que golpearía a Gran Bretaña y a Brasil, y que el protagonista principal es el Banco Santander, controlado por el Royal Bank of Scotland (Banco Real de Escocia) de la familia real británica— se desataron los demonios luego de que el Banco Santander dio a conocer sus estados financieros el jueves 4 del presente.

Aunque el Santander reportó ganancias por 8,900 millones de euros en el último año, tuvo que admitir también durante este año tendrá que enfrentar pérdidas por carteras vencidas de créditos impagos, aunque se cuido de dar alguna cifra al respecto. “La cartera vencida probablemente seguirá aumentando en 2010, y alcanzará un pico para mediados de año”, dijo el presidente ejecutivo del Banco Santander José Antonio Álvarez. También reconoció que el banco se vería afectado por un recorte en la reducción del crédito de España.

El informe del Banco Santander desencadenó inmediatamente una conflagración financiera en toda el sistema de la zona del euro, con epicentro en España, Portugal y Grecia.

Como había dicho LaRouche el martes 3 de febrero, “lo que hay realmente es una crisis británica con centro en España”.

Las acciones del Banco Santander cayeron en un 10%, las del BBVA cayeron 7.9%. En Portugal, las acciones del Banco Comercial Portugués cayeron un 7.5% y las del Banco Espirito Santo perdieron 5%. Las acciones de Jeronimo Martins SGPS SA, el principal comercio al detalle de Portugal, perdió un 5.9 %. La compañía española que gerencia carreteras y aeropuertos, Ferrovial SA, cayó en 10%, su punto más bajo desde octubre de 2004. Obrascon Huarte Lain SA, la constructora española con obras en Brasil, perdió 5.7%, y la constructora Sacyr Vallehermoso Sa cayó en 4.6%.

En Brasil, todas las 63 firmas registradas en el índice Bovespa del mercado de valores salió perdiendo, en lo que se caracterizó como una masacre porque el índice cayó un 4.7%.

Luego de estos acontecimientos, LaRouche comentó: “Los debo haber sacudido. El hecho de que han tenido que admitir esto es debido a que, lo que yo hice desató esto. Yo esperaba resultados pronto, y aquí los tenemos ¡Me van a AMAR!

“Yo saqué al público este asunto en esta ocasión; pensé que era apropiado. Tienen que entender; no dejen que nadie diga que no fui yo quien hizo esto.

“Yo saqué esto sobre el Santander ¡y funcionó! En base a alguna otra información que había recibido. Así que, lo hicimos. Salió bien”.

Sobre la información que de repente publicó el Guardian de Londres, en el sentido de que una de cada dos hipotecas nuevas en Gran Breta;a las vende el Santander, y de sus supuestas ganancias del último año salieron principalmente de Gran Bretañ y de Brasil, LaRouche comentó:

“Nunca se había oído nada de eso antes de que yo saliera con esto, y yo tengo alguna información secreta no se supone que deba ser secreta, así que lo hice, la utilice… decidí darles una lección.

“La prueba ha funcionado. Todos resultaron golpeados porque son vulnerables, debido al sistema del euro, y porque resulta que yo se que los activos del Santander eran falsos. Y el motivo por el cual funcionó es porque los agarré con los pantalones abajo, y ellos no espaeraban que los agarraran con los pantalones abajo, cuando menos no de este modo”.

En cuanto a las pérdidas que sufrieron varias compañías constructoras de España y Brasil, LaRouche explicó: “Probablemente hay un factor especulativo en esto… eso lo hacen a menudo Ahora si que Brasil recibirá golpes duros.

“Sacando a relucir al Banco Santander, se llama la atención a la cuestión correcta. Sabemos que están en problemas. No han resuelto su problema. No tienen las manos limpias, y están todavía bajo mi ojo vigilante. Ahora es un problema de ellos. Yo espero que vayan a experimentar más problemas en los próximos días. Necesitan esa experiencia. Ahora es el momento de divertirse, a divertirse a sus costillas”.

LaRouche: El desplome del Santander señala el derrumbe del sistema británico

9 de febrero de 2010 (LPAC).— Lyndon LaRouche emitió hoy una grave advertencia a todos aquellos en el mundo entero que se han tragado la línea dela propaganda imperial británica de que Estados Unidos se hunde y que cualquier alianza o cooperación con Washington es infructuosa. “La verdad es que es el sistema británico el que se está derrumbando, mucho más rápido de lo que cree la mayoría de la gente. La gente se tiene que dar cuenta de que el poder del bloque dirigido por los británicos está estrellándose, y que el signo más patente de este derrumbe es el desmoronamiento del grupo bancario Inter-Alpha, encabezado por el Banco Santander”.

LaRouche explicó: “La semana pasada, realicé una prueba, con el fin de sondear la verdadera vulnerabilidad del sistema británico, mediante la exposición en particular del Banco Santander, en medio del derrumbe de la Unión Monetaria Europea. Alerté que el Santander quedaba completamente al desamparo en este proceso, y que esto, a su vez, derrumbaría partes importantes de la City de Londres, incluyendo al Royal Bank of Scotland (Banco Real de Escocia) que controla el gobierno británico, y que es indistinguible del Santander. También alerté que el epicentro del derrumbe europeo no era Grecia, sino España. Advertí que se desparramaría inmediatamente hacia Brasil, en donde el Santander ha sido el brazo largo de las política británicas de saqueo por más de una década.

“Se demostró que yo estaba correcto, más allá de las espectativas de la mayoría de la gente”, agregó LaRouche. “A 48 horas de que emití mi advertencia sobre la vulnerabilidad británica mediante el Santander, se le cayó el techo encima al banco nominalmente español, que, en realidad, forma parte del núcleo del sistema británico y su radio de acción en el continente europeo, Iberoamérica e incluso Rusia. La semana pasada, el valor total del Santander se aplastó en 16%, y eso apenas es el comienzo. La Unión de Bancos Suizos (UBS) sintió la sangre en el agua y emtió una recomendación a su clientela de ‘vender’ las acciones del Santander antes del fin de semana pasada.

“La enseñanza que se desprende de mi pruebita es: Los británicos no son la potencia financiera que pretenden ser. Su sistema se viene abajo, rápido y con dureza, y cualquiera que siga apostando al sistema británico, incluyendo a la Unión Monetaria Europea manipulada por la City de Londres, hace una apuesta muy mala, en verdad”.

La crisis en Grecia y España hace tambalear el proyecto europeo

¿El fin de la UE? El bloque se torna cada vez más irrelevante para Alemania, principal actor de la región, cuyas exportaciones van sobre todo a Asia.

Por: Jorge Castro-ANALISTA

Grecia se ha comprometido con la Comisión Europea (CE) a ejecutar un Programa de Estabilidad 2010-2013, cuyo objetivo es reducir drásticamente el déficit fiscal de 12.7% del PBI a 2.8% en 2012 y 2% en 2013. El ajuste implica una caída de 30% o más en los precios y salarios domésticos, con una tasa de desocupación de entre 15% y 17%. El programa acarrea una contracción de 12% del PBI entre 2010 y 2013, y está sujeto a una continua supervisión de la CE, que supone una virtual cesión de soberanía. Aún así, la relación deuda pública/PBI, que hoy supera 120%, será 150% o más en 2013.

Desde que se incorporó al euro (2001), la inflación y los mayores salarios reales le han hecho perder a Grecia frente a la Unión Europea (UE) 30 puntos porcentuales de competitividad por unidad de producto. Esta semana, el spread o diferencia entre el rendimiento de los bonos alemanes y los griegos fue de 274 puntos básicos. La situación de España es semejante a la de Grecia, sólo que no es el último país de la zona euro (UE/16), sino la quinta economía de la región. El producto industrial alcanzó en diciembre 26 meses consecutivos de caída. El FMI estima que el PBI se contraerá -0.6% en 2010 y que el crecimiento será nulo o negativo en 2011. Los desocupados ascendieron a 4.05 millones en enero, tras aumentar 720.692 en un año. Según Eurostat alcanzan a 4.5 millones.

España se ha comprometido a reducir el déficit fiscal de 11.4% del PBI en 2009 a 3% en 2013. Es un recorte de 50.000 millones de euros (6.5% del PBI) en tres años; y esto si el producto crece 3% o más a partir de 2011, sobre lo que descreen el FMI y la OCDE. Una reducción como la que se proponen España y Grecia equivale a un drástico proceso de deflación, a un ajuste brutal en ingresos y gastos; y como ambos integran la zona euro, el ajuste se hace con respecto a Alemania (RFA), la cabeza de la unión monetaria.
El superávit de cuenta corriente de la República Federal ascendió a U$S 160.000 millones (6.5% del PBI) en 2008 y el déficit alcanzó en España a U$S 111.000 millones (9% del PBI). Una diferencia de 17 puntos. Esta es la magnitud del ajuste que el gobierno de Rodríguez Zapatero tiene que realizar en tres años. La reducción del déficit fiscal no resuelve la recesión en España o en Grecia, sino que la acentúa y la transforma en depresión estructural de largo plazo.España y los otros países periféricos de Europa no pueden devaluar -son parte del euro-; no pueden recortar el déficit fiscal sin agravar la recesión y no pueden aumentar sus exportaciones por su pérdida de productividad/competitividad. Los 16 países de la zona euro tienen su demanda doméstica estancada o negativa y Alemania crecería 0.2% este año, según la OCDE.

Desde que se lanzó en 2001, el euro se ha valorizado 30%. La UE era 32% del comercio internacional en 2001; ahora es 24%. La eurozona disminuyó en 2010 su tasa de crecimiento potencial de largo plazo (5 a 10 años) a 1%. Europa ha entrado en un sendero de estancamiento prolongado. Pero Alemania (RFA) es la segunda exportadora mundial y la primera de bienes industriales de capital de alta tecnología; y en los últimos dos años dirige sus exportaciones sobre todo a los mercados asiáticos, no a la demanda intraeuropea.
Este giro estratégico de la RFA -más que la depresión de España y Grecia- es quizás el punto de inflexión del proyecto europeo, una construcción histórica orientada hacia adentro desde hace 50 años, y que ahora se ve obligada a dirigirse hacia afuera, en una nueva etapa de carácter global. Europa se torna cada vez menos relevante para el principal actor europeo. La Unión Europea, como se la ha conocido a lo largo de cinco décadas, parece haber terminado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s