La crisis ha destruido 50 billones de dólares de riqueza, según Summers


Washington, 13 mar (EFE).- La crisis económica ha evaporado 50 billones de dólares de riqueza en todo el mundo, incluidas las pérdidas bursátiles e inmobiliarias, según dijo hoy Larry Summers, uno de los principales asesores del presidente de EEUU, Barack Obama.

Los inversores y las familias han visto escurrirse entre sus dedos en el último año y medio casi cuatro veces más dinero que el Producto Interno Bruto (PIB) estadounidense, estimado en 14 billones de dólares, según Summers.

Una buena parte de esas ganancias eran insostenibles, formaban parte de una burbuja de precios en las acciones y en los valores de los bienes raíces cuyo reventón ha sacudido al mundo.

Summers, quien dirige el Consejo Económico Nacional, estima que sólo en Estados Unidos han volado 7 billones de dólares con la caída de las bolsas y otros 6 billones por el colapso del mercado inmobiliario, que fue el detonador de la crisis.

En los últimos 18 meses, el Índice Dow Jones ha caído un 47 por ciento. Al mismo tiempo, el precio de la vivienda bajó más de un 18 por ciento sólo en el 2008, según el índice Case-Shiller, y acumula pérdidas récord desde diciembre del 2007.

Sin embargo, tras meses de pesimismo, las bolsas han querido ver un resquicio de luz con algunas noticias positivas en el sector financiero y el Dow Jones ha subido un 9,5 por ciento desde el lunes, aunque hoy estaba prácticamente sin variaciones.

En un discurso en la Institución Brookings, un centro de estudios, Summers afirmó que hay señales del impacto positivo del plan económico del Gobierno, que calificó como “el mayor programa de expansión económica durante tiempos de paz de la historia del país”.

“Es modestamente animador que desde que (el plan) comenzó a tomar forma, el gasto de los consumidores en Estados Unidos, que se hundió durante la época navideña, parece haberse estabilizado”, dijo.

El programa de estímulo económico, promulgado hace un mes, dedicará 787.000 millones de dólares en los próximos años a rebajas tributarias, inversiones en infraestructura y energías renovables, y subsidios para los desempleados, entre otros fines.

Los efectos positivos de la intervención pública también se sienten en el sistema financiero, donde el costo del crédito ha caído “sustancialmente” desde finales del año pasado, según Summers.

En todo caso, alertó de que es “demasiado pronto” para determinar el impacto del programa del Gobierno sobre la economía en general.

Summers, quien fue secretario del Tesoro con el Gobierno de Bill Clinton, opinó que el exceso de avaricia y la ausencia de miedo durante la gestación de la burbuja motivó a inversores a hacer compras “no basadas en el precio real de los activos, sino en la fe de que habría otro que pagaría más por ellos”.

“En ese momento, el Gobierno miró para otro lado”, se quejó Summers, quien pidió en su discurso más regulación en Estados Unidos y en el mundo.

Ahora la situación es la contraria, a su juicio, y el país adolece de “un exceso de miedo”, por lo que el gobierno aspira a restablecer la confianza en el poder productivo de Estados Unidos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s