El represor que nadie detuvo


 

El país|Viernes, 04 de Abril de 2008

 

NORBERTO BIANCO PUDO ENTRAR Y SALIR DEL PAIS SIN INCONVENIENTES

El represor que nadie detuvo

 

Uno de los médicos responsables de la maternidad clandestina que funcionó en Campo de Mayo durante la última dictadura militar no se presentó el martes pasado a su declaración indagatoria. Se trata de Norberto Atilio Bianco, quien actualmente vive en Paraguay pero estuvo en la Argentina durante Semana Santa. Sin embargo, al no existir ningún pedido de detención o prohibición de salir del país por parte del juez Martín Suares Araujo, el represor regresó sin inconvenientes a su lugar de residencia.

Hasta ayer, aun después de ausentarse del Juzgado Federal Nº 2 de San Martín, Suares Araujo no había ordenado el arresto de Bianco ni pedido que, en el caso de reingresar, no se le permita volver a salir. El magistrado investiga al represor por la privación ilegal de la libertad de más de treinta mujeres embarazadas y la sustracción de sus hijos.

Pese a la evidente falta de cooperación por parte de Bianco, el juez sólo determinó algunas de las medidas que Abuelas de Plaza de Mayo venía reclamando hace más de un mes. En caso de que regresara al país, el magistrado solicitó a Migraciones para que le notifique que debe presentarse en el juzgado en un lapso de tres días. Es decir, aun si vuelve a la Argentina no existe ningún pedido de captura ni la prohibición de que viaje nuevamente al extranjero. Suares Araujo le encargó a la Cancillería que, por medio de la Justicia paraguaya, notifique de la indagatoria a Bianco en la clínica donde trabaja como médico traumatólogo.

Abuelas de Plaza de Mayo recordó que el represor “ya se fugó a Paraguay en el año 1986, cuando se lo investigaba por la apropiación de los niños que había anotado como sus hijos, uno de los cuales efectivamente resultó ser hijo de desaparecidos. En aquella ocasión, personas vinculadas a la investigación alertaron a Bianco sobre su segura detención y posibilitaron su fuga”. En esa causa –por la que fue condenado– recién fue extraditado en 1997, tras demorar con recursos judiciales el pedido efectuado en 1991. El 11 de marzo de este año, Suares Araujo había resuelto indagarlo y envió la notificación al domicilio que Bianco denunció cuando fue condenado en el ’97, dirección certificada sólo hasta el 2001. Por estos motivos, el organismo de derechos humanos le reclamó al juez que “actúe de forma diligente y ordene de forma inmediata el arresto de Bianco para dar inicio al proceso de extradición”.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s