ENTREVISTA. La literatura de hoy carece de riesgo: Miguel Morey


cul2.jpg

En su calidad de filósofo, “estatuto que sólo otorga la academia y la universidad”, el catalán Miguel Morey (1950) encontró en la escritura un buen mecanismo para el mejor entendimiento de diversos autores, sean éstos filósofos o escritores. “Pensando más allá, es decir escribiendo, comprendo mejor a Platón y con él a muchos más”, asegura el autor de Pequeñas doctrinas de la soledad (Sexto Piso), libro que fue comentado ayer martes en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM por el mexicano Sergio González Rodríguez.

Conformado por medio centenar de “escritos” en los que aborda a autores de sus preferencias, Morey considera este peculiar libro como un conjunto de “experiencias de mundo: es lo que pienso acerca de…, simples líneas de reflexión que se articulan y luego se plasman en la página en blanco. En la obra, finalmente el libro de un filósofo, hay mucho de también”.

—¿Cuáles son los autores literarios que prefieres?

—Por decirlo de una manera banal, a los que se la juegan. Los que ejecutan el gesto de romper el canon, lo previsible.

Lo que Morey materializa en acercamientos a Beckett, Artaud, Burroughs, Michaux, Lowry, Bataille, Benjamín y a temas que siempre relacionan al hecho literario con el filosófico. “Todos los que están son”, dice. Y si al catedrático de la Universidad de Barcelona (traductor de Deleuze, Foucault y Colli) se le pregunta por nuevos gustos literarios, sólo contesta con dos nombres: el alemán Peter Handke y el francés Pascal Quignard.

—¿Qué tanto los nuevos escritores y los nuevos libros del mundo globalizado son meramente instrumentos utilitarios?

—El carácter de mercancía no lo puede torear sólo la literatura sino el mismo arte. Es un gran obstáculo que hay que remontar, superar o siquiera ironizar. El que los escritores y sus obras sean objetos de compra-venta e intercambio reflejan cuestiones que se ubican en el surgimiento de los derechos de autor, hace como dos siglos y medio. El mismo Cervantes se queja y dice “me han robado”.

“Son sin duda situaciones nuevas, y si queremos hablar de hoy, el panorama es triste —añade a MILENIO Morey—. Si miramos hacia atrás encontramos periodos de vacío absoluto que no significaban sino una fase de transición morosa a un lugar desconocido. En tal sentido tenemos tantas razones para ser pesimistas como optimistas, aunque el presente sea muy amenazador. Nadie sabía que se caía el muro; el día antes del advenimiento del Renacimiento nadie lo intuía”.

—¿No vislumbras un buen futuro para el hecho literario?

—Lo que hecho en falta es el riesgo en toda la literatura de hoy en día.

A manera de esperanza, Morey recurre a distinguir entre lo que se escribe y publica. Habría que mirar hacia las zonas de educación de la escritura, a los talleres de ésta, y no meramente a lo publicado.

—¿Qué papel juega la globalización de la escritura?

—Lo que la globalización nos ofrece es más de lo mismo sin una promesa de mejoría. Los promotores de la optimización del presente no asumen que la mutación es un riesgo que se está corriendo.

Ganador del Premio Anagrama de Ensayo 1994 con su libro Deseo de ser piel roja, Morey sostiene que “desde que uno lee para sí aparece la lectura privada y silenciosa, mientras que el escritor que escribe lo hace leyéndose. En el mismo espacio se da la lectura. Ahora leemos Las confesiones de San Agustín y nos parece un texto íntimo, y resulta que el libro fue dictado: San Agustín no escribía en su soledad sino que tenía un esclavo que iba copiando lo que él le decía”, finaliza el entrevistado.

“Al barullo ensordecedor de cierta modernidad que no cesa de importunarnos con su interminable retahíla de proclamas emancipadores, Miguel Morey contrapone el único antídoto efectivo: el silencio. Pero es un silencio peculiar…, el silencio que nos permite dialogar con nosotros mismos, escuchar aquello que anida en lo más profundo de nuestro ser —antes de cualquier normalización preparada por las fuerzas de la sociedad—, para así poder transitar a través del pensamiento que mueve los hilos de este extraño evento llamado existencia”.

Fuente: Milenio Cultura

Anuncios

Una respuesta a “ENTREVISTA. La literatura de hoy carece de riesgo: Miguel Morey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s