Menna y Tosco


menna-y-tosco.jpg 

Compañeros: quiero compartir con todos Uds esta imagen que muestra al gringo Domingo Menna –el Mingo miembro del Buró Político del Partido Revolucionario de los Trabajadores, hablando el 29 de mayo de 1973, cuarto aniversario del cordobazo, en la tribuna levantada sobre el bulevard San Juan de barrio Güemes en Córdoba, junto al gringo Agustín Tosco, entonces Secretario del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba y Secretario Adjunto de la CGT-Córdoba, el máximo dirigente proletario de la época y quizás de toda la historia del movimiento obrero argentino. Esta imagen ha sido tomada del documental Gaviotas Blindadas II, que las chicas y chicos del grupo de Cine Mascaró pudieron recuperar gracias a su trabajo de investigación sobre la historia del PRT-ERP que abarca también Gaviotas Blindadas I y Clase. 

  Como siempre, muchas veces una imagen vale más que mil palabras. Ese multitudinario acto -30, 40 ó 50 mil personas- contó con la participación del entonces presidente de Cuba Osvaldo Dorticós, que fue ovacionado al grito de “¡Cuba va del brazo/de nuestro cordobazo!”. También en esa ocasión, el estribillo “¡se va a acabar/se va a acabar/la burocracia sindical!” se masificó cuando Tosco y otros oradores repudiaron a la burocracias de aquel entonces. Mingo alertó en su breve intervención contra los golpes reaccionarios que la burocracia y la derecha política urdían contra el pueblo, en momentos en que la restauración constitucional llevaba apenas cinco días.

  Ironías de la historia: cuando el cordobazo del 29 de mayo de 1969 -una huelga política convocada por las dos GTSs cordobesas contra la dictadura de Onganía, que devino en una sublevación obrera y popular- Mingo conocía a Tosco, que ya era un dirigente de larga trayectoria. Pero seguramente, Tosco no recordaría a Mingo, uno más entre tantos cientos o miles de militantes que concurríamos al solidario Luz y Fuerza. O cuando se encontraron en las barricadas de barrio Güemes el 28 de junio de 1968, cuando Tosco se sumó con la camioneta del sindicato trayendo parvas de pasto. Mingo integraba desde 1966 el entonces pequeño PRT Aquel mediodía del 29 de mayo, participaba en su Siambretta 175 en la columna de miles de obreros de SMATA que en moto y a pie enfrentaban el atropello de las fuerzas represivas. Y cerca de esa esquina de bulevard San Juan y Bolívar, vio caer al obrero de IKA-Renault, Máximo Mena, la primera víctima fatal de esa jornada, muy cerca donde se hizo este acto. Tosco y una decena de dirigentes obreros fueron capturados al día siguiente y condenados por Tribunales Militares.

  En 1972, Tosco y Mingo compartían la prisión en Rawson, cuando el 15 de agosto, los combatientes tomaron el penal. Mingo con otros cinco combatientes lograron fugar a Chile. Otros 19 fueron capturados y 16 de ellos murieron fusilados en la base naval de Trelew el 22 de agosto.

Tosco fue liberado tiempo después y asumió el constante papel de denuncia de ese crimen. Mingo y los demás compañeros pasaron por Chile, llegaron a Cuba y regresó clandestinamente Reapareció en público aquel 29 de mayo de 1973. Tosco y Mingo fueron ovacionados. Días después, el 20 de junio, al regreso de Perón, ocurrió la masacre de Ezeiza, el primer escalón de la escalada reaccionaria que denunció Mingo. El 8 de julio, al fundarse el Movimiento Sindical de Base en Luz y Fuerza, Tosco denunció los preparativos de nuevos golpes y desafió a la reacción proclamando que “vamos a hacer de Córdoba la capital de la Patria Socialista”. El 13 de julio se producía el autogolpe de Estado que derrocó al electo presidente Cámpora, de apenas 45 días de gobierno.

  El Sindicato de Luz y Fuerza fue asaltado en octubre de 1974 por fuerzas gubernamentales y Tosco pasó a la clandestinidad forzosa. Perseguido, enfermó  gravemente. Murió el 5 de noviembre de 1975. Mingo fue capturado vivo el 19 de julio de 1976 junto a su compañera (embarazada) Any Lanzillotto, Liliana Delfino y Fernando Gertel. En su casa de Villa Martelli cayeron combatiendo Mario Roberto Santucho y Benito Urteaga. Mingo fue visto prisionero en Campo de Mayo muchas semanas después, junto a Alberto Merbilháa, otro dirigente del PRT.

  Agustín Tosco y Mingo Menna resumen en esa imagen uno de los puntos más altos y emotivos de la inconclusa lucha por la Revolución Socialista.

                                                                                         Abel Bohoslavsky

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s