Sobre Gaviotas Blindadas


abel_ok.jpg

 

Gaviotas Blindadas II (lo mismo que Gaviotas I y Clase) ayuda a desmistifcar el San Benito del demonio (del otro demonio) que las historias oficiales le endilgaron a la insurgencia. Imagínense si alguien hubiese podido filmar un testimonio de la Logia Lautaro, del Ejército de los Andes, de los Gauchos Infernales de Güemes, de los obreros de Vasena en enero de 1919, o de los peones de la Patagonia Rebelde de 1920-21… Gaviotas muestra a sus iguales, pero de los 60 y 70. Así, de mente, carne y hueso son los demonios. La película también pone mentís rotundo a historias oficiales “de izquierda” acerca del supuesto “foquismo” (o epítetos similares) con que stalinistas, socialdemócratas y falsos epígonos de Trotsky satanizaron la insurgencia perretista. Gaviotas muestra cómo el 70 % de la fuerza humana del PRT estaba dedicada al trabajo sindical, ideológico-cultural: periódicos, boletines, revistas, folletos, cine y hasta un diario. Falta cuando invadimos las pantallas del Canal 10 de Córdoba, pero tiene algunas “perlitas” documentales como el acto del 29 de mayo de 1973, 4º. aniversario del cordobazo sobre el Bulevard San Juan en barrio Güemes. ¡No se lo pierdan! Mingo hablando ante la multitud, al lado de Tosco y Dorticós. La recuperación fílmica no alcanzó a captar el estribillo de millares coreando “Cuba va del brazo de nuestro cordobazo”. Muchas de esas cosas las cuento en Pasajes de la vida de un militante revolucionarioDOMINGO MENNA, UN FORJADOR DE LOS ‘60 Y LOS ’70,  que escribí hace varios años y otras tres biografías insurgentes. Los testimonios de Córdoba, Tucumán, Rosario, Villa Constitución me ratifican la convicción que ”había dos PRTs”: uno del interior, muy inserto y ligado a sus bases sociales, y otro más “porteño”… Deja en evidencia lo que fuimos, mucho mejor que algunos libelos y videos. Cada uno dice lo suyo. Hay opiniones muy contradictorias unas con otras: es el resultado final de una desintegración. No habrá un balance final único de la experiencia PRT. Entre los testimoniantes hay de todo: algunos son hoy oficialistas, otros populistas, socialdemócratas, uno línea PO, muchos cuyas posturas actuales desconozco totalmente, algunos incalificables y uno patético; unos no están en nada, algunos seguimos en el terreno del marxismo con posturas a su vez disímiles… Casi todos genuinos (dos me parecieron falsetes) y muy emotivos, más allá de sus posturas. Pero todos estaban… todos estábamos. Me parece bien que se muestre todo. Las tres películas son una buena introducción a lo que fue el genuino movimiento revolucionario…. ¿Qué faltan autocríticas? La historia del PRT contiene muchas, la del 68 y del 70 por su rémora economicista, la de su desviación militarista del 72, la postrer –tardía a mi modo de ver- del 76. ¿Por qué no preguntan de ésas? Doy testimonio de esos y otros errores. Lo de después es despreciable, tergiversa y no enseña. O quizás enseñe por la contraria: todo genunino movimiento revolucionario tuvo sus detractores, renegados o arrepentidos. Y hasta quienes pretendieron –y pretenden- usurpar sus símbolos con contenidos ajenos a su origen genuino. Para complementar, lean   A vencer o morir-Historia documental del PRT-ERP recopìlada por Daniel de Santis y Por las sendas argentinas- El PRT-ERP, la guerrilla marxista, del historiador Pablo Pozzi, y vean Gaviotas

 

Abel  

Abel Bohoslavsky, 60 años, médico dedicado a la Salud Ocupacional. Autor de las biografías insurgentes de Domingo Menna, Ivar Eduardo Brollo, Oscar Roger Mario Guidot y Raúl Elías y del ensayo ¿Cómo y por qué ocurrió el cordobazo? y otros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s